top of page
Buscar
  • Althea-Instituto

En México, los maestros prefieren trabajar a media capacidad que solo cerrar.


Muchos estudiantes han abandonado la formación profesional en México debido a la pandemia. La mayor parte de la enseñanza se lleva a cabo de forma virtual.

 

Tono Aguilar FREELANCER, MÉXICO


PUBLICADO Viernes, 19 de marzo de 2021-21: 45 ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN Domingo, 21 de marzo de 2021-08: 45.




Todos deben medir la temperatura y todas las manos deben estar rociadas antes de que alguien pueda ingresar a la escuela. Althea.


Trabajar a la mitad de capacidad

Entre las escuelas que si han impartido se encuentra la escuela de belleza, barbería y peluquería Althea Instituto de Belleza en Oaxaca.

- Habíamos cerrado dos meses, pero después de esto hemos tenido docencia, dice la gerente de comunicaciones de la escuela, Estefanía Pérez.

Al comienzo de la pandemia y durante el período en el que hubo un nivel de riesgo rojo, tuvieron que cerrar. Cuando se puso naranja, podrían abrirse con varias restricciones.

Son pocos los alumnos que vienen al mismo tiempo, todos deben usar cubrebocas y guantes, la temperatura la toman a todos los que ingresan a la escuela y todos reciben un gel desinfectante para las manos.

- Para nosotros era imposible enseñar en línea, pues nuestros cursos son 90 por ciento de práctica y 10 por ciento de teoría, enfatiza el director de la escuela, Jorge Pérez Sánchez.


Hoy en día, todos en Althea deben usar una mascarilla y, después de cada corte de pelo, se desinfectan la silla, el espejo y todo el equipo. Althea.


La escuela está abierta a personas que quieran cortarse el cabello de forma gratuita, y el 90 por ciento del tiempo se dedica a cortárselos mientras los maestros se paran junto a los alumnos y los guían.

- En general, hay mucho miedo entre la gente a contagiarse y son muchos menos los que vienen aquí a cortarse el pelo, de lo que dependemos para enseñar, dice Jorge. - Al mismo tiempo, el 50 por ciento de los estudiantes que teníamos esperan a retomarlo.

Entonces, aunque la escuela tiene actividad, se reduce a la mitad.

-Pero la actividad que tenemos hace que podamos continuar, enfatiza Estefanía.

- Como escuela privada, es difícil, ya que dependemos completamente de mantener la actividad en marcha al mismo tiempo que la economía generalmente se ve afectada por la pandemia, y muchos no pueden permitirse pagar las tasas escolares u otros equipos necesarios.


Fragmento extraído y traducido de la publicación original que puedes consultar aquí:



#EquipoAlthea a 30 de abril de 2021.

149 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page